TALLERES CREATIVOS

COLEGIOS E INSTITUTOS

Desde The Snuglies creemos que los colegios tienen un gran poder de cambio, no solo en los pequeños, sino en el entorno y en la sociedad del mañana. Desde hace años, muchos centros han transformado por completo su metodología para adaptar formas de enseñanza diferente con un modelo que enfoca el aprendizaje en los intereses del individuo. Más allá de las matemáticas o la lengua (que también) enseñan educación emocional, resolución de problemas, trabajo en equipo o concienciación por el medioambiente. 

Elegid un kit

Osos, zorros, pollitos, gallinas, un perro... ¡elegid el Snuglie que más os guste para tejerlo en el taller!

TODO LO QUE NECESITÁIS

Aguja, lana, ojos, relleno... os llevamos los kits con todo lo que necesitáis para aprender a tejer vuestro Snuglie.

día del taller

En el taller os enseñaremos paso a paso los puntos básicos de ganchillo y tejeremos el Snuglie que hayáis seleccionado.

A través de nuestros proyectos vamos fomentando en los snugliers su curiosidad y creatividad proporcionando herramientas que les servirán para el día a día. El enfoque interdisciplinar del aprendizaje basado en proyectos, ayuda a entender que todas las áreas son necesarias, desarrollando también habilidades personales que sabemos que son tremendamente necesarias en la sociedad de hoy en día. Estamos todos trabajando a través de nuestros kits bajo una lente integrativa del individuo y los conocimientos de la vida real para formar a las generaciones del futuro.

Tejer es una actividad que fomenta muchísimas habilidades tanto psíquicas como físicas en los niños. Para ellos es más un juego que un reto, por lo que están predispuestos no solo a aprender sino a divertirse tejiendo, lo que les ayudará a concentrarse, a enfocarse una meta, ¡y todo ello sin dejar divertirse!

Desarrollo psicomotor

Ayuda a desarrollar la psicomotricidad fina, es decir, aquella en la que es necesario manejar las extremidades superiores, y más concretamente los dedos. Además, entrenan la coordinación de ojo-mano.

Aumenta la paciencia

Ayuda a trabajar la calma y la paciencia, especialmente cuando no se empieza bien y hay que deshacer y volver a empezar. En cualquier caso, les compensará cuando vean la tarea acabada..

Fomenta la creatividad

Los niños, por naturaleza, son seres creativos sin miedo a experimentar. Muchas de sus creaciones pueden ser verdaderas obras de arte del disparate, algo que les resultará divertido y, sobre todo, les dará la confianza suficiente como para sentirse un verdadero artista.

Mejora la concentración

Tejer requiere una concentración especial en la que hay que coordinar una serie de pasos manuales, entrelazando los distintos hilos, con la reflexión mental de ir contando los puntos para no perderse en la labor. De esta manera les ayuda estar concentrados y con la atención puesta únicamente, en el trabajo que están realizando en el momento.

Logran objetivos reales

Al ir tejiendo podrán ver cómo su labor va creciendo poco a poco, y eso es gracias a su paciencia y tesón. Una vez terminan de tejer, la satisfacción es totalmente plena, especialmente porque han conseguido completar algo por sí solos, lo que les aporta un añadido extra de seguridad y confianza en sí mismos.

Mejora las relaciones con los demás

Tejer mejora los vínculos familiares y sociales en todos los aspectos, tanto si lo hace con otros compañeros o si es compartido con la familia. Generalmente, siempre hay un sector más adelantado que ayuda y enseña a los novatos. Esto hace que las relaciones se estrechen, al mismo tiempo que mientras se teje se hable de forma relajada y distendida.

Fomenta la memoria

Junto a la concentración y la paciencia, la memoria es otro de los pilares fundamentales para que la labor quede perfecta. A la hora de tejer es necesario seguir un patrón, una guía que, generalmente, consiste en ir contando puntos. 

Mejora las matemáticas

Mientras tejen mejoran enormemente sus habilidades matemáticas. La técnica para tejer a crochet se basa en mediciones y conteo de puntos, para tejer amigurumi deberán realizar sumas, restas multiplicaciones, divisiones, etc.

Aumenta la felicidad

Tejer genera felicidad, aumenta la autoestima, la sensación de bienestar y practicarlo cambia el estado de ánimo. Como toda actividad creativa, alimenta tanto la imaginación, el lado artístico, como el lado práctico y el concepto de “trabajo bien hecho”.

Al tejer están ejercitando su coordinación cerebral, aprendiendo a gestionar mucha información no verbal en un solo acto, desde la textura de la fibra, sus colores, el olor… hasta el manejo de la agujas o la compresión de un patrón o labor. Toda esa información les “obligará” a concentrarse y/o aprender a hacerlo, de esta manera sin darse cuenta reducirán el estrés y la ansiedad, proporcionándolea una sensación de paz y bienestar. Convirtiéndolo en un hábito, ellos mismos lo buscará en un futuro no lejano transformándolo en hobby.

Si te has decidido y quieres que realicemos un taller en tu colegio o instituto, o quieres que te enviemos más información, por favor rellena el formulario a continuación y estaremos encantados de hablar contigo y resolver todas las dudas que puedas tener. 

¡Nos encatará conoceros!